CLICK HERE FOR FREE BLOGGER TEMPLATES, LINK BUTTONS AND MORE! »

sábado, 27 de agosto de 2011

Una Gourmet

Mi hermosa esta perfeccionando sus habitos de alimentación, nunca le gustaron las papillas de guagua, asi que he optado por darle comida de la que comemos nosotros y con ensaladas por que le encantan! y ya esta comiendo mucho mejor. Pero hace unos días he notado algo que me da mucha risa, a la hora de once o desayuno le traigo una leche (aunque ella mama) y su pancito, pero no!!, saben lo que hace ella??: se acuesta en mi regazo, toma teta y come pan... esa si que es once poh..., el otro día tomo leche con platano, mientras se comia el plátano se tomaba la teta jajajajaja me da mucha risa, y ya veo que no a ser tan facil meterle la leche de tarro... aunque lo de la leche de tarro lo hago más por la sociedad que por ella.

jueves, 25 de agosto de 2011

Jueves Trovero

Jueves trovero es una iniciativa de Edna del blog Mariposas y Serpientes. La idea consiste en compartir cada jueves una canción que tenga un significado especial en mi vida. Espero que les guste esta iniciativa, y si hay por ahí alguien leyendo que se quiera sumar, pues me avisa y vamos viendo como se hace eso de enlazar los blogs =)


Elegí esta canción por que me encanta, porque habla del amor que le tengo a mi chanchita y de lo hermoso que es el colecho y el ver y sentir a mi hermosa durmiendo a mi lado.


Plegaria para un niño dormido
Letra de la canción
Plegaria para un niño dormido


Plegaria para un niño dormido
quizás tenga flores en su ombligo
y además en sus dedos que se vuelven pan
barcos de papel sin altamar.
Plegaria para el sueño del niño
donde el mundo es un chocolatín.
Adonde vas
mil niños dormidos que no están
entre bicicletas de cristal.
Se ríe el niño dormido
quizás se sienta gorrión esta vez
jugueteando inquieto en los jardines de un lugar
que jamás despierto encontrará.
Que nadie, nadie, despierte al niño
déjenlo que siga soñando felicidad
destruyendo trapos de lustrar
alejándose de la maldad.
Se ríe el niño dormido
quizás se sienta gorrión esta vez
jugueteando inquieto en los jardines de un lugar
que jamás despierto encontrará.
Plegaria para un niño dormido
quizás tenga flores en su ombligo
y además en sus dedos que se vuelven pan
barcos de papel sin altamar.